miércoles, 26 de junio de 2013

Pronunciamiento: NO A LA MUERTE LENTA EN PRISIÓN PARA MUMIA ABU-JAMAL

Leído en el mitin realizado afuera de la embajada de Estados Unidos en la Ciudad de México, 25 de junio de 2013

¡NO A LA MUERTE LENTA EN PRISIÓN PARA MUMIA ABU-JAMAL!

Estamos aquí ante la embajada de Estados Unidos para exigir la libertad inmediata de Mumia Abu-Jamal en solidaridad con su familia, amigas y amigos, quienes están protestando en Filadelfia hoy afuera del Tribunal Superior de Pensilvania. Ahí se escuchan argumentos sobre una apelación a la sentencia de cadena perpetua, impuesta después de la revocación en 2011 de la pena de muerte que Mumia había recibido por el supuesto asesinato de un policía en 1981.

En su apelación, Mumia Abu-Jamal afirma que la juez Pamela Dembe violó sus derechos a un proceso justo el 13 de agosto de 2012 al pronunciar una nueva sentencia sin avisarle a él o a sus abogados. Según la ley, una persona tiene el derecho de recibir aviso previo, estar presente y hacer una declaración cuando se pronuncia la sentencia y también tiene el derecho de ser avisado de su derecho a apelar la sentencia. La maniobra oculta de Dembe hace eco de la larga historia de violaciones a las garantías en el caso de Mumia, atentando una vez más contra su vida y libertad.

Queda claro que el Estado, al condenarlo a morir en prisión, pretende enviar un mensaje a las y los jóvenes de hoy sobre lo que pueden esperar si se atreven a tomar el camino de Mumia Abu-Jamal, es decir, el camino de lucha. En su caso esto significa haber sido Pantera Negra, hermanarse con MOVE, practicar un periodismo contra el poder y escribir libros que son armas para cambiar el mundo.
Porque Mumia Abu-Jamal fue injustamente encerrado en el corredor de la muerte en condiciones de tortura durante casi tres décadas, porque es inocente, porque se le ha negado contantemente su derecho a un juicio justo, porque ha enfrentado y sigue enfrentando una conspiración policiaca en su contra, el Estado le debe su libertad AHORA.

El monstruoso sistema carcelario estadounidense es uno de los temas centrales en los escritos de Mumia. En particular él ha llamado a cerrar las prisiones o módulos de super máxima seguridad en su país donde por lo menos 80,000 y tal vez más de 100,000 presos están mantenidos en condiciones de aislamiento prolongado en una celda, el cual ahora se reconoce como tortura por muchos expertos en Derechos Humanos como Juan Méndez Relator Especial de la ONU.

Este es un tema muy relevante aquí en México debido a la replicación de dichas prisiones y su privatización aquí en el país. Bajo el ex jefe de la SSP Genaro García Luna con asesoría de la Oficina de Prisiones de Estados Unidos durante el régimen de Calderón, se inició la construcción e inauguración de por lo menos 8 nuevas prisiones federales, y ahora el nuevo jefe de la SSP Manuel Mondragón y Kalb ha anunciado la construcción de 10 más. Empresarios como Carlos Slim, Olegario Vázquez Raña y las familias Hank Rhon y Quintana están relamiendo los bigotes al esperar ganancias multimillonarias que vendrán de la tortura de los presos.

Mumia Abu-Jamal siempre ha sido muy solidario con otros presos políticos y hoy queremos hablar un poco sobre algunos de ellos.
Nos solidarizamos especialmente con los presos Loxicha quienes fueron trasladados al recién inaugurado penal en Mengolí de Miahuatlán, Oaxaca, un penal supuestamente de mediana seguridad, el 7 de junio., donde quedaron ocultos de sus familiares hasta el 22 de junio, cuando por fin se permitió una “visita” sin contacto físico a través de una pantalla. En un comunicado dijeron: “Los presos nos comentaron que fueron policías federales los que los sacaron violentamente de la celda 22 del penal de Ixcotel, les fueron arrebatadas sus pertenencias de valor y dinero, los tuvieron varias horas a la intemperie con las manos atadas por la espalda y en posturas incómodas, mismas que les causaron mucho dolor, la tortura sicológica fue constante e incrementando de nivel.

Antes de ingresarlos al CEFERESO No 13, se volvieron a repetir las agresiones, obligándolos a estar de pie durante varias horas a la intemperie, con las manos atadas por la espalda y en posturas incómodas, todo el tiempo custodiados por guardias y perros. “Los vimos con la cabeza rapada y demacrados, dicen que no les han permitido salir de sus celdas, no han visto la luz del sol, la comida se las llevan a sus celdas, aun no los han atendiendo médicamente a pesar de que varios de ellos están enfermos y que ningún preso ha recibido visita”. Ahora se anuncia una nueva barbaridad:  ¡un segundo traslado al recién remodelado penal Huimanguillo, Tabasco, donde los presos se encuentran en calidad de desaparecidos de nuevo!

Exigimos libertad para los presos Loxicha y todos los presos políticos de México, incluyendo el profesor Alberto Patishtán, quien también ha conocido uno de los nuevos penales de súper máxima seguridad en Guasave, Sinaloa, donde lo enviaron por haber organizado una huelga de hambre en las prisiones de Chiapas. Ahora hay una enérgica campaña por la libertad del profe y nos da muchísimo gusto participar en ella. También exigimos libertad para Rosario Díaz Méndez y los Solidarios de la Voz del Amate y para unos de los presos políticos más recientes como Braulio Durán, Pedro Peralta, David Venegas, Efrén Hernández y Mario González, entre otros. Exigimos la exoneración de las y los presos y presas del 1 de diciembre y del 10 de junio y de Mario López. No podemos dejar de mencionar dos compañeros nuestros y muy amigos de Mumia: Kuykendall y Teodulfo Torres “el Tío”. ¡Qué el Kuy se mejore y que el Tío aparezca!

En Estados Unidos, ahora hay presos políticas que han pasado más de cuarenta años en prisión. Albert Woodfox y Herman Wallace del grupo conocido como “los 3 de Angola” no sólo han estado encarcelados sino que han estado mantenidos en unidades de aislamiento durante 41 años, castigados por haber organizado una agrupación de los Panteras Negras dentro de las prisiones de Luisiana. Ayer recibimos la triste noticia que Herman tiene cáncer del hígado y se encuentra en el hospital de la prisión sin poder aceptar llamadas telefónicas. Sólo ha podido recibir una visita de diez minutos de un equipo de abogados y doctores. Otros presos políticos en Estados Unidos que han pasado más de tres o cuatro en prisión incluyen Leonard Peltier, Óscar López Rivera, “los 9 de MOVE”, Sundiata Acoli, Jalil Muntaqim, Herman Bell y Russel ‘Maroon’ Shoatz. Exigimos libertad para todos.

¡LIBERTAD A MUMIA ABU-JAMAL!

¡PRESOS POLÍTICOS LIBERTAD!

¡ABAJO LOS MUROS DE LAS PRISIONES!

Amig@s de Mumia de México

No hay comentarios: