domingo, 30 de junio de 2013

México: Repudia la Sección XXII del SNTE-CNTE represión contra magisterio democrático en Chiapas

por Sección XXII Oaxaca
Domingo, 30 de junio de 2013
El día de hoy la policía del Estado de Chiapas inició una serie de intimidaciones en contra de miles de maestros que se encontraban frente al Polyforum de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, sede del Congreso Extraordinario del magisterio de la Sección 7 de Chiapas; posteriormente entrando la noche cientos de policías estatales reprimieron violentamente a los compañeros delegados y a la base del magisterio democrático del estado de Chiapas que se encontraban en el lugar, fueron reprimidos brutalmente utilizando gas lacrimógeno, piedras y otros objetos.
Por lo anterior la Sección XXII del SNTE CNTE manifiesta su más enérgico repudio a las agresiones de las cual fueron objeto los compañeros en Chiapas.
Brinda todo el apoyo y todo el respaldo político a los compañeros del magisterio democrático del estado de Chiapas
Exige al gobierno un alto total a la ola de violencia y represión en contra del magisterio democrático aglutinado en la CNTE.
Ante los  embates  que los  gobiernos en turno  realizan en contra de la protesta social y en su afán de privatizar la Educación Pública,  nos mantendremos en alerta para defender el  Sindicalismo y  la Educación Pública, Laica y Gratuita en beneficio de la sociedad.
Pugnas desatan enfrentamiento entre maestros del SNTE en Chiapas
Isaín Mandujano
Proceso
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (proceso.com.mx).- Unos mil 500 policías estatales desalojaron con toletes y gases lacrimógenos a maestros del Bloque Democrático de la Sección 7 del SNTE, para “rescatar” a cientos de maestros retenidos desde las primeras horas del sábado en el Centro de Convenciones, del llamado grupo La Alianza o afines a lo que fue el grupo político de Elba Esther Gordillo Morales.
Los maestros de la Sección 7 del SNTE se reunieron desde el viernes en el Centro de Convenciones de Tuxtla para celebrar su 26 Congreso Extraordinario Seccional para elegir a su nuevo secretario general, sin embargo, la situación se complicó y cuando a las 3:00 horas el grupo de la Alianza intentó pedir un receso para irse a descansar y regresar el sábado por la mañana, el Bloque Democrático les impidió la salida.
Los miembros del llamado Bloque Democrático alegaron que los de la Alianza se vieron en desventaja en el proceso para elegir su nuevo líder sindical, por lo que pidieron recesos para operar la compra de votos.
Los maestros del Bloque Democrático aseguraron que de las 14 regiones participantes de la Sección 7 para elegir al nuevo líder sindical, nueve estaban con ellos y sólo cinco “con el grupo de Los Charros. Es decir, teníamos 430 delegados contra 364 de Los Charros o la Alianza”.
Los retenidos se quejaron de “secuestro” y exigían la intervención del gobierno para ser “rescatados”, pues había enfermos y personas de la tercera edad que son maestros pensionados y jubilados que sólo habían ido a votar en el congreso sindical.
Desde las 3:00 horas y hasta entrada la noche del mismo sábado permanecieron retenidos en el interior del Centro de Convenciones, junto al Polyforum Mesoamericano, donde anoche daría un concierto el grupo Reik y que fue pospuesto hasta el 6 de julio.
Unos mil 500 policías estatales ingresaron con toletes y escudos antimotines golpeando a los maestros del Bloque Democrático, para intentar sacar a los retenidos, pero la situación se salió de control y con gases lacrimógenos dispersaron a la mayoría de los maestros, incluso fueron “garroteados” profesores que por casi 24 horas permanecieron retenidos y sin comer.
Amigos y familiares de los docentes retenidos en el interior de la sede del congreso seccional se quejaron que ni comida ni bebidas, y mucho menos sus medicamentos les dejaron ingresar a los enfermos y personas de la tercera edad.
La trifulca de extendió cientos de metros a la redonda, en una plaza comercial y una zona residencial donde se veía a policías persiguiendo a maestros de la Sección 7 que hasta anoche no habían elegido a su líder.
Unos 500 de ellos marcharon desde el lado oriente de la capital del estado hacia la plaza central para pedir la libertad de los detenidos. El número y sus nombres aún no habían sido revelados por el gobierno estatal.
En el operativo participaron elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC), Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), Procuraduría General de la República (PGR), socorristas de la Cruz Roja Mexicana y del Consejo Estatal de los Derechos Humanos.
Según la versión oficial del gobierno estatal, durante el operativo de rescate maestros del Bloque Democrático agredieron con piedras y palos a los elementos de seguridad, y causaron daños a vehículos y comercios de esa zona, entre ellos la sucursal de Banamex ubicada en la Plaza Polyforum.
De acuerdo con la denuncia presentada por el grupo agraviado, el jueves 27 y viernes 28 de junio se llevaría a cabo el 26 Congreso Seccional Extraordinario para las votaciones del nombramiento del nuevo dirigente de la Sección 7 en el estado de Chiapas.
Luego de realizarse las votaciones, en las que participaron más de 650 delegados de todo el territorio estatal, con la presencia de representantes del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE) con sede en la Ciudad de México, se decretó un receso a las 03:30 horas de este sábado.
Minutos después, un grupo de maestros del denominado Bloque Democrático de la Sección 7 arribó al lugar portando armas blancas, así como piedras y palos, colocando cadenas en los accesos e impidiendo la salida de quienes se encontraban en el Centro de Convenciones donde se llevaba a cabo el Congreso.
Además, impidieron el suministro de alimentos y bebidas, así como el traslado de medicamentos para los maestros que así lo requerían, por lo que se registraron casos de debilitamiento y crisis nerviosa.
Ante la denuncia presentada por la representante legal del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Soraya Bañuelos de la Torre, quien señaló el acto violento del que eran objeto sus compañeros delegados especiales, la Procuraduría General de Justicia del Estado dio inicio a la averiguación previa número 122/CAJ4D-T1/2013, por el delito de privación ilegal de la libertad.
Y que tras agotar las vías de diálogo, el grupo interinstitucional rescató a los maestros que permanecían privados de su libertad, quienes fueron puestos a salvo y, en algunos casos, trasladados a diversos hospitales de la ciudad donde reciben atención médica.
Según la misiva oficial del gobierno estatal, el grupo del Bloque Democrático impedía la salida de los maestros aliancistas.
Por su parte, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) dio su versión de los hechos, al señalar que a las 20:15 horas del sábado 29, la policía del estado de Chiapas apoyada por otros cuerpos de seguridad, arremetieron con golpes y gases lacrimógenos en contra de los delegados al congreso de la Sección 7 de Chiapas que participan en el Congreso Seccional para la renovación de la dirigencia sindical en donde los democráticos son amplia mayoría superándolos con más de 65 delegados.
“El charrismo sindical encabezado por Juan Díaz de la Torre incapaz de ganar en la contienda sindical, utiliza fuerza policiaca del estado para quedarse con la mitad de la representación sindical y la Secretaría General de la Sección 7, lo que es inadmisible, ante ello se abrió un compás de espera, por lo que una comisión se trasladó a Palacio de Gobierno, lugar en donde ahora los compañeros maestros se encuentran retenidos por el gobierno estatal, mientras en el Poliforum de Tuxtla Gutiérrez sede del Congreso Seccional, han sido desalojados los delegados por la policía”, dijo la CNTE.
Indicó en su misiva oficial que ante la incapacidad del charrismo sindical para ganar el Comité, el gobierno estatal reprimió a los profesores democráticos y que esto arrojó “decenas compañeros golpeados, con la cara y los ojos irritados y la embestida policiaca va en aumento, pues han llegado nuevos refuerzos”.
Reprimen a maestros disidentes en Chiapas
Laura Poy
La Jornada
Decenas de maestros resultaron heridos y algunos detenidos luego de que fueron violentamente desalojados por agentes de la policía estatal y cuerpos de élite de esa corporación del recinto donde se realizaban los trabajos del 26 Congreso Seccional Extraordinario de la Sección 7 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, denunciaron maestros disidentes.
Lo anterior ocurrió después que enviados del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del gremio interpusieran una denuncia por secuestro ante la Procuraduría General de la República (PGR), porque durante casi 20 horas no se permitió la salida de ningún delegado, a fin de evitar un charrazo, afirmó Adelfo Alejandro Gómez, secretario general del magisterio disidente chiapaneco.
El dirigente relató que minutos antes de las 20 horas, policías ingresaron por la fuerza al Polyfórum de la capital del estado y lanzaron gas lacrimógeno hacia el lugar donde se encontraban 824 delegados efectivos, quienes esperaban la reanudación de los trabajos del encuentro, suspendidos la madrugada de este sábado por miembros del CEN del SNTE, que encabeza Juan Díaz de la Torre.
Alberto Mirón Vázquez, integrante de la dirección política del Bloque Democrático de la Sección 7, detalló que tras declarar un receso a las 3:00 horas de hoy, sin el acuerdo de la mayoría de los asistentes, pues los enviados del SNTE no aprobaron la lista de delegados efectivos, pues éramos mayoría, y decidieron retirarse del lugar, aunque la mayoría de los asistentes decidió esperarlos.
Sin embargo, a las 7 de la mañana, cuando fueron convocados por el gobierno estatal y el CEN del SNTE para establecer una mesa de diálogo, se nos informó que se había presentado una denuncia por secuestro.
Les dijimos que “conocemos a los charros. Primero decretan un receso, luego se llevan a los delegados afines y sesionan en lugar remoto para legalizar la imposición de un comité seccional espurio. Ya no confiamos en ellos, por eso se negó la salida a todo delegado. Sólo exigimos que regresen a la mesa los enviados del SNTE: Luis Manuel Armendáriz, Aquiles Cortés, secretario de organización, y Job Bernache Guzmán”, quien presidía los trabajos del congreso.
Explicó que luego de mantenerse en la sede del encuentro por casi 48 horas, pues los trabajos iniciaron la mañana del viernes, las fuerzas de seguridad del estado arremetieron contra maestros y profesoras que formaron una valla de seguridad.
Tras romper la resistencia de los docentes, la policía entró al salón central del recinto con toletes y escudos y desalojaron a todos los asistentes.
Narró que en el enfrentamiento cuerpo a cuerpo, hubo docentes descalabrados, con fracturas y lesiones. Incluso, la policía persiguió a los profesores hasta las tiendas departamentales cercanas para sacarlos de sus vehículos y trasladarlos en camionetas a un lugar aún desconocido.
Adelfo Alejandro afirmó que “se fraguó un charrazo al más puro estilo elbista, pero ahora encabezado por su incondicional, Díaz de la Torre”, pues recordó que ésta es la primera renovación de un comité seccional luego del encarcelamiento de la ex lideresa del gremio, acusada de uso de recursos de procedencia ilícita y lavado de dinero.
Por ello, repudió los hechos y afirmó que el magisterio chiapaneco se declaró en máxima alerta. Es mucho, aseguró, lo que se juega De la Torre en el relevo de una de las secciones más combativas del magisterio disidente, pues agrupa a cerca de 70 mil docentes. Y para lograr reventar el congreso requirió del apoyo del gobierno estatal, denunció.
Explicó que la dirigencia “charra abandonó la sede durante el primer conteo de delegados efectivos, cuando se dieron cuenta de que tendríamos derecho a la mayoría de la carteras y a la secretaría general”.
Con esta agresión, afirmó, lo que se pretende es imponer nuevamente una dirigencia espuria, como lo hicieron en 2008, no dando la oportunidad de elegir libremente a la base magisterial a sus representantes.
Al cierre de esta edición, integrantes del Bloque Democrático informaron que fueron detenidos 29 maestros, entre ellos un miembro de su dirección política, Pedro Gómez Bamaca.
Centenares de mentores organizaron una marcha nocturna desde la Diana hasta el palacio de gobierno, con el fin de protestar contra la represión y reorganizarse.

No hay comentarios: