lunes, 24 de junio de 2013

Entre hostigamiento y muestras de apoyo la caravana La palabra que camina dice a los pueblos del valle de México: nos vamos pero dejamos nuestros pasos


por Tiyako Felipe

Lunes, 24 de junio de 2013

Fuente: Somos el medio


En el séptimo día de recorrido, la caravana La palabra que camina de la Coordinadora Regional de Seguridad y Justicia-Policía Ciudadana y Popular (CRSJ-PCP) visitó la colonia Hank González del municipio de Ecatepec en el estado de México. El recorrido por el territorio gobernado por Eruviel Ávila no fue del todo agradable para los integrantes de la caravana debido al acoso constante de los integrantes de la Secretaria de Seguridad Ciudadana (SSC) del Estado de México quienes les hicieron revisiones físicas a su persona y equipaje.

Al inicio de la plática con vecinos de la colonia Hank González la CRSJ-PCP lo primero que hizo fue hacer una denuncia pública de la situación que se estaba presentando en su recorrido por el estado de México. Situación a la que declararon violatoria de los derechos humanos y discriminación por origen étnico, ya que los integrantes de la Secretaria de Seguridad Ciudadana les llamaron “indios apestosos y mugrosos”.

Posterior a la denuncia los integrantes de la caravana procedieron a explicar a los vecinos de la citada colonia su Sistema de Seguridad y su forma de gobierno, dejándoles en claro que ellos no decidieron ser policías, lo hicieron ante una necesidad de seguridad en su territorio comunal. También explicaron que ellos no pretenden hacer la guerra, son precursores de la paz, aman la vida y la naturaleza. Explicaron además que su cargo es “honorario”, no es retribuido por ninguna persona o partido político; todo se basa en el compromiso de servir a su comunidad porque “si no hay compromiso no hay seguridad y si no hay seguridad no hay respeto y paz social”.

Por su parte Roberto Hernández, representante de la Asamblea de la colonia Hank González manifestó su indignación por el hostigamiento a los “visitantes” de la colonia, quienes han sido víctima  de acoso constante. Por otra parte, señaló que “al gobernador Eruviel Ávila es a quien le molesta que los integrantes de la PCP visiten los pueblos para decir su palabra” y en caso de que no sea así, pidió a los presentes: “si alguien se siente ofendido con la visita de la caravana de La palabra que camina que levante la mano”

Después de platicar con vecinos de la colonia Hank González la carava se dirigió hacia el municipio de Chimalhuacán no sin antes dejar el mensaje de que “aun así no nos vamos a callar, seguiremos caminando y nos vamos a defender”.

Durante el trayecto de Ecatepec a Chimalhuacán la caravana fue detenida en tres ocasiones por policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana. En la tercera de ellas, la totalidad de los integrantes fueron bajados del microbús en el que viajan y se les revisaron sus pertenencias y su persona. Cuando esto se suscito hubo una petición a los medios de comunicación de que no hicieran fotografías, por parte de quien, al parecer, era la responsable del operativo. Al final, la caravana pudo continuar su viaje, “escoltada por personal de seguridad pública estatal y municipal” y fue recibida en un espacio cultural del municipio de Chimalhuacán.

Una vez en el municipio de Chimalhuacán los integrantes de la caravana nuevamente hicieron una denuncia pública porque a los encargados de la logística del evento en el municipio de Nezahualcóyotl, les estaban negando el permiso para realizar un evento político cultural. También manifestaron que, debido a lo anterior, llegaban a la conclusión de que “en México se siguen violentando los derechos humanos”. También reconocieron que sí traían machetes era porque en sus comunidades está lloviendo mucho y de repente se caen los árboles y tapan los caminos.

Por su parte, organizaciones colectivas como la Brigada Cultural Chimalhuacán, Brigada de Seguridad Vecinal, Movimiento Chimalhuaquense y Colectivo Mano Izquierda manifestaron su apoyo a la CRSJ-PCP y signaron el compromiso de seguir en contacto para seguir trabajando por el bien de sus comunidades.

Finalmente concluyeron diciendo que su deseo es “que todo México sea libre, por eso es que han unido sus pasos en una fuerza popular organizada de hombres y mujeres que buscan un cambio desde abajo”.

Para evitar contratiempos con la policía algunos integrantes de las organizaciones, que recibieron a la caravana en Chimalhuacán, decidieron acompañarlos hasta el municipio de Nezahualcóyotl donde realizaron un acto político cultural. Así mismo, los acompañaron integrantes de organismos de derechos humanos.

Frente al palacio municipal de Nezahualcóyotl los integrantes de la caravana que hicieron huso de la palabra señalaron que en su caminar han recibido muestras de amor y mucha hermandad, en medio del hostigamiento policial, principalmente en el estado de México. Nuevamente volvieron a recalcar que su “viaje es pacífico, andamos para decir nuestra palabra y escuchar la de otros” y en  ese camino nos han dicho “indios pendejos, mugrosos” pero “no detendremos nuestro caminar; nos vamos pero aquí dejaremos nuestros pasos” para lograr la construcción de la soberanía popular.

El evento político cultural concluyó con una velada cultural en el local de la Peña del Son, donde se presentaron bailes de chinelos, música de trova y son cubano. Aquí se destaca la invitación a los grupos culturales que recibieron a la caravana para que se organicen y conformen una Coordinadora de cultura porque sólo con la unión de todos se saldrá adelante en la construcción de un mundo mejor.