viernes, 28 de junio de 2013

El problema en Brasil es sistémico, no basta un simple cambio de políticas públicas


X James Petras (Entrevista)
Extractado por La Haine, 26/06/2013

Mientras la burguesía acumulaba riqueza por los altos precios de las materias primas, muchos académicos pensaban que había un nuevo proyecto progresista

Efraín Chury Iribarne: Tenemos muchos temas hoy, si te parece comenzamos con Brasil que vive una situación de agitación popular realmente fuerte.

Petras: Sí, es muy importante discutir de Brasil porque tiene implicaciones para todos los países de América Latina que combinan un tipo de populismo con neoliberalismo. Hace más de 6 años yo escribí sobre los primeros años de gobierno de Lula enfatizando la continuidad entre su política económica y las expresiones populistas que él articulaba.

En realidad, Brasil sigue la política de privatización del enfoque sobre el modelo agro minero, con enormes proyectos que no tienen nada que ver con las necesidades populares y todo disfrazado bajo una imagen de Lula como amigo de los pobres y los programas supuestamente anti pobreza. Ahora, mientras Brasil acumulaba enormes recursos económicos a partir de los altos precios de las materias primas, muchos académicos pensaban que los programas anti pobreza están llevando a mucha gente a la clase media y con el gasto de los consumidores eso formaba un nuevo proyecto progresista. Pero en realidad lo que estaba pasando en Brasil era una enorme concentración de ganancia, una enorme acumulación de riqueza y mucho pasaba directamente a las multinacionales y a las cuentas externas. Hemos visto cómo en Nueva York, en Florida, en Miami, los brasileños venían comprando departamentos de un millón, dos millones de dólares.

Pero los progresistas, los académicos propagandistas del régimen como Emir Sader decían que realmente Lula -y después Rousseff- formaron un nuevo modelo progresista que combinaba bienestar social con crecimiento económico. En realidad mientras algunos ingresos aumentaran el estándar de vida, sin embargo la vida cotidiana se estaba deteriorando. Es decir que si mirabas el ingreso del pobre, aumentó en un 20, 30% en términos nominales, pero los gastos para vivir, las condiciones de vida, los hospitales, el transporte, las escuelas no recibieron subvenciones. Las subvenciones fueron a tres lados: primero al sector agro minero que era el motor de crecimiento: exportaciones de minerales, petróleo y agricultura, soja, carne; por otro lado los enormes gastos en proyectos que beneficiaban los grandes contratistas; y tercero a partir de los contratos en los mega proyectos una enorme explosión de corrupción.

Esa coexistencia entre corrupción, enriquecimiento y la incapacidad de atender las exigencias populares queda latente por muchas razones. Por razones de la mistificación de Lula como demagogo populista y después con Rousseff con la esperanza de que ella podría por lo menos eliminar la corrupción que estaba fuertemente ubicada en todos los niveles del gobierno y del partido.

Sin embargo, se acaba la paciencia, el gobierno involucrado con enormes gastos multimillonarios para el mundial de fútbol, los juegos olímpicos, la gente no aguanta más. Pero pensar que sólo eran los 20 centavos de aumento del transporte es una de las cosas más ignorantes, y pensar que sólo es por mejoras en los servicios públicos también es falso.

Es el conjunto del sistema, la construcción de una economía, donde toda la riqueza y todas las subvenciones están concentradas en una pequeña elite agro minera y los banqueros y contratistas que se benefician de este proyecto. El problema es sistémico, no es por un simple cambio de políticas públicas, es la estructura de poder que está influyendo sobre las políticas de Lula y Rousseff, la estructura que concentra poder en los grandes agro-negociosos, dueños de minas como Vale de Doce, y otras empresas

EChI: ¿Qué le han parecido los resultados de la reunión del Grupo de los 8 que tuvo como centro el problema de Siria?

JP: No resolvieron nada en serio. Porque en realidad los países de Europa y Estados Unidos estaban canalizando armas y dinero, junto con las monarquías del Golfo, hacia los terroristas, eso ya lo sabemos. Ahora hay una escalada, están entregando armas más pesadas a los terroristas.

La clave de la reunión es el fracaso de negociar un trato de libre comercio entre Estados Unidos y Europa. Hay tanta discrepancias sobre diferentes sectores económicos que no quieren abrir el mercado, el conflicto entre Francia y Estados Unidos sobre los medios de comunicación y la independencia cultural, las subvenciones norteamericanas a la agricultura, las prohibiciones en Europa contra Monsanto y las químicas que están involucrados en diferentes productos norteamericanos; esto sí fue un enorme fracaso.

El hecho de que llegaran allá y que no pudieran firmar ningún acuerdo sobre la gran crisis europea y el estancamiento norteamericano, es notable. Insistir ahora sobre lo que arreglaron con respecto a Siria me parece una indicación de que son incapaces de superar la crisis económica y simplemente postergaron cualquier decisión para el futuro

EChI: Petras recién mencionabas Monsanto, el otro día recibió un premio muy importante ¿cómo consecuencia de qué recibió ese premio?

JP: No sé a qué premio te refieres... Pero Monsanto tiene mucho poder económico, tienen directores involucrados con todos los sectores económicos, enorme influencia en los medios, en los gobiernos y también con los grandes productores en el campo. Entonces es un complejo financiero químico agricultor y siempre puede conseguir cualquier premio en cualquier contexto.

El hecho es que hay una conciencia cada vez más amplia y profunda del daño que Monsanto produce con los químicos, las fumigaciones y la química en la comida. Y también el hecho que tratan de imponer las semillas transgénicas que pueden costar a agricultores pequeños y medianos una enorme pérdida de ingresos.

Yo creo que Monsanto es el principal enemigo de muchos agro ecologistas en este mundo que vivimos. En Europa estos tienen tanta fuerza que limitan la aplicación de las semillas de Monsanto. El eje de Monsanto está en Norteamérica, en Estados Unidos, en Canadá, en México, y en Inglaterra también. El problema es que cuando la gente aprende es demasiado tarde y por eso Estados Unidos tiene problemas al exportar carne y diferentes granos a muchos países. Tratan de decir que es un problema de proteccionismo, cuando es un problema de Salud.

EChI: Pasemos a las denuncias de espionaje, el denominado ‘caso Snowden’. ¿En qué está esto?

JP: Lo que pasa con Edward Snowden es que las revelaciones que hizo sobre el espionaje tuvieron enormes repercusiones en todo el mundo, muestran la proyección del estado policíaco interno hacia el mundo. No es simplemente para recopilar información sobre las comunicaciones internacionales, sino que utilizándola para arreglar la política norteamericana, consiguen información a través del espionaje que después utilizan en cualquier situación militar, económica, negociaciones, etc.

Más allá de eso, el señor Snowden, por su posición en la CIA y después en la Agencia de Seguridad Nacional, consiguió el nombre de muchos agentes y las operaciones que realizan a lo largo y ancho del mundo. Pero de eso no se habla hasta ahora.

Es por eso que Estados Unidos entró en pánico y está desesperado por capturarlo y silenciarlo de cualquier manera, ya sea encerrándolo en la cárcel o incluso matarlo. También por eso se puso un alto precio a su captura, amenazando con romper relaciones con los países que le ofrezcan refugio como perseguido político. Empezando por China, a quien amenazaron que si no lo entregaba sufriría las consecuencias, ahora lo mismo con Rusia, tratan de presionar para que se lo entreguen. Y Rusia obviamente no va a entregarlo pero tampoco le da el asilo.

El asunto pasa a ser qué país lo acogerá, y surge la idea de América Latina. Se ha comentado que puede ir a Cuba en tránsito a Venezuela o Ecuador. Ahora, el caso es que Cuba está tratando de mejorar sus relaciones con Estados Unidos y Venezuela también, y sabemos que Venezuela no tiene el mejor antecedente en cuanto dar asilo a refugiados, ya que han entregado a Colombia personas sospechosas de estar con las FARC. Por tanto queda Ecuador, donde el gobierno de Rafael Correa es muy estable, no tiene el tipo de oposición que existe en Venezuela y además, el gobierno ecuatoriano ha dado refugio a Julián Assange y mantiene sus principios firmemente.

Hay que reconocer que mundialmente e incluso en gran parte de los Estados Unidos, el señor Snowden es un héroe, es una persona que tuvo el valor de denunciar toda la maquinaria de espionaje y las represalias que el gobierno estadounidense puede tomar a partir de las informaciones que consigue a través del espionaje.

También descalifica las denuncias del gobierno de Estados Unidos de que está bajo ciber ataques. Ahora la gente dice ‘qué ridículos (el presidente estadounidense Barack) Obama y (el secretario de Estado, John) Kerry que denuncian todo eso mientras son ellos los más grandes ciber agresores en todo el mundo’.

Por tanto, todo esto ha desprestigiado mucho a Estados Unidos, ha demostrado que no tiene nada que ver con la defensa de la libertad de Internet ya que es el primer violador y Snowden ha jugado en eso un papel muy importante.

EChI: ¿En qué otro tema está trabajando?

JP: Bueno, estoy terminando un análisis sobre cómo los políticos presidenciables norteamericanos logran ser elegidos. Y hay que ver aquí que lo que importa no es lo sustancial en la política, no es la política económica lo que influye en la campaña electoral. Aquí en Estados Unidos todos los candidatos tratan de adoptar un tipo de populismo de Wall Street, hablan con un acento populista, caminan sin corbata aunque con diferentes estilos.

Por ejemplo, Jimmy Carter habló mucho de los derechos humanos, de los presos políticos en Argentina o Chile, mientras apoyaba a (Anastasio) Somoza (en Nicaragua); mientras lanzó una agresión junto a los yihadistas en Afganistán, matando a miles de personas y lanzando la segunda guerra fría. Ronald Reagan, tocaba la guitarra y hablaba como un vaquero de los westerns de Hollywood, mientras apoyaba baños de sangre en Guatemala con Ríos Mont. Y Bill Clinton fue a las iglesias negras, mientras aplicaba recortes federales al Presupuesto eliminando los beneficios sociales a las madres jefas de hogar y lanzó guerras ‘humanitarias’ en Yugoslavia.

Y podríamos repetir al gran maestro de toda esta demagogia, que es (Barack) Obama, que promete terminar con las guerras y en cambio las multiplica; y sigue presentándose como el gran libertador negro mientras que fue el que lanzó más guerras y agresiones bélicas contra el pueblo africano que cualquier otro presidente; y el que multiplicó por cinco a los encarcelados mexicanos que cruzan las fronteras, comparado con lo que hizo George W. Bush.

Entonces, hay que entender que en el tema del engaño, lo que nosotros llamamos ‘confidence man’ o sea el tramposo, el que defrauda a la gente diciendo una cosa y haciendo lo opuesto, Obama ha superado a todos los que hemos tenido en los últimos 40 años. Es un maestro de la mistificación. Pero cada vez más la gente entiende que es un fraude, lo que falta ahora es ver como formalizar esta denuncia y desenmascararlo.

No hay comentarios: