miércoles, 27 de marzo de 2013

Informe del desalojo de las mujeres de la Casa de Salud Popular de Minatitlán, Veracruz

Las mujeres de la Casa de Salud Popular de Minatitlán, Veracruz, que fuimos desalojadas de manera violenta de la mitad de nuestro solar de la calle Chamizal en la colonia Hidalgo de esta ciudad, el pasado jueves 21 de marzo, por 22 patrullas de policías estatales, muchos de ellos encapuchados, les seguimos informando:
Nosotras hemos luchado desde 1989 para que en nuestra colonia podamos vivir en un medio ambiente sano y con mejor calidad de vida: durante 9 años, no descansamos hasta lograr la reubicación del basurero municipal, gestionamos la regularización de la tenencia de la tierra y los servicios públicos como son la luz, el agua y el teléfono, luchamos porque los jóvenes tengan un espacio para el deporte (aunque nosotras soñábamos con un parque ecológico, con espacios deportivos y de recreación para el bien de los jóvenes y menos jóvenes) y porque las familias de la colonia puedan contar con una vivienda digna. Además prestamos nuestros servicios de salud natural a todas las personas que lo soliciten y apoyamos la capacitación de promotores y promotoras de salud y de agroecología en las comunidades indígenas de la región.
Pero en vez de valorar nuestros esfuerzos al servicio de la comunidad, las autoridades nos trataron como las peores delincuentes, desalojándonos de la mitad de nuestro solar de 600 m2 de la calle Chamizal, del cual, como respuesta a una solicitud nuestra, “Patrimonio del Estado” nos había dado la posesión en 1989 porque no tenía dueño. Durante estos 24 años que lo estuvimos cuidando y trabajando, nos trajeron a la vuelta en trámites interminables para su regularización. Durante este periodo se aparecieron dos supuestos dueños (con escrituras obviamente frutos de la corrupción) y que nunca hicieron presencia en el solar hasta que en el 2008, el dueño de una de las dos fracciones del solar metió una demanda en contra de nosotras. Aportamos todas las pruebas de la posesión y la sentencia salió a nuestro favor; sin embargo ellos apelaron y nuevamente por la corrupción de jueces y funcionarios públicos, tanto este proceso de apelación como el amparo que interpusimos salió a favor de ellos, desembocando en este desalojo violento, del cual nunca fuimos notificadas y por el cual hasta la fecha no nos han podido enseñar ningún documento legal que justificara esta acción. Incluso durante el desalojo, uno de los policías mencionó que tenía orden de “venir a madrearlas”.
Les informamos que frente a esta evidente injusticia y arbitrariedad, nos estamos organizando con el apoyo de los campesinos de la zona rural de Minatitlán, que hace 4 años sufrieron una terrible represión en su lucha por la asfaltación de su carretera, y de las comunidades indígenas de los municipios de Zaragoza, Cosoleacaque, Soteapan, Mecayapan, Tatahuicapan y Pajapan y con el respaldo moral de otras organizaciones más a nivel regional y nacional para exigir la restitución de nuestro solar y su escrituración.
Con los vecinos y vecinas de la colonia, estamos difundiendo la información de esta injusticia y l@s estamos invitando a visitarnos y solidarizarse con nosotras. Frente a la situación de crisis y violencia generalizada que se vive en nuestro municipio, en nuestro estado y en el país, pensamos que como pueblo no tenemos otra opción que la de unirnos por defender nuestros derechos y construir otro futuro posible.
Además, aclaramos que por lo pronto, seguimos reforzando la guardia desde la parte del solar que no ha sido desalojada y prestando nuestro servicio autónomo de salud desde nuestra Casa de Salud Popular ubicada en otro solar a unas cuantas cuadras de ahí.
Mujeres de la Casa de Salud Popular de Minatitlán, Veracruz