martes, 26 de marzo de 2013

Argentina: Miles de personas en las calles recordaron el Golpe militar de marzo de 1976

26/3/2013
Una vez más fueron cientos de miles las personas que se movilizaron el 24 de marzo, en distintas ciudades del país.
Como los años anteriores la principal polémica tiene que ver con el kirchnerismo.
Durante los años noventa el 24 de marzo era una fecha de encuentro y de resistencia para organismos de derechos humanos y organizaciones políticas y sociales que no encontraban caminos para lograr avanzar en la lucha por la memoria, la verdad y la justicia. Era un momento importante para la iniciación de todo militante de izquierdas o, más ampliamente, del campo popular, que encontraba en esa jornada a todo el conjunto de las organizaciones que luchaban contra el neoliberalismo. Después del 2001, cuando la rebelión popular trastocó los esquemas de la vida política nacional, la cosa empezó a cambiar y, con el fin de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final y el inicio de los juicios a los genocidas, se abrió una nueva etapa que se expresa en lo que son actualmente las marchas por el 24 de marzo. A partir del aniversario de los 30 años del golpe, en el año 2006, existen dos movilizaciones en Buenos Aires, una caracterizada por su apoyo explícito al gobierno kirchnerista y la otra por su denuncia de la vigencia de la lucha por los derechos humanos en el presente. Sin embargo, a pesar de la división reinante, el 24 de marzo está instalado como una fecha que moviliza a amplios sectores sociales, logrando consolidar la memoria de lo que significó el terrorismo de Estado en el pasado y al mismo tiempo, presionando para que puedan avanzar las causas judiciales en el presente y también la denuncia de las violaciones de Derechos Humanos en la actualidad.
En la Ciudad de Buenos Aires, donde año tras año se realizan las movilizaciones más grandes del país, a primera hora de la tarde se realizó al acto convocado por los organismos de derechos humanos de mayor trayectoria vinculados al actual gobierno nacional. Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, HIJOS, Abuelas de Plaza de Mayo y otros agrupamientos convocaron a decenas de miles de personas a un acto en la Plaza de Mayo bajo la consigna “Por una Justicia Democrática, ¡Basta de Corporación Judicial!”, en sintonía con las últimas propuestas que viene realizando la Presidenta de la Nación.
Grandes columnas del espacio Unidos y Organizados participaron de la movilización y del acto, junto con agrupaciones sindicales, funcionarios del Estado Nacional y legisladores oficialistas. Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, afirmó al leer el documento consensuado por las organizaciones que “hoy llegó la hora de gritar muy fuerte que el tiempo de las corporaciones se terminó y que en la calle se exige un cambio fundamental para que empiece a ser un Poder Judicial que nos represente a todos”, al tiempo que aseguró que “el Poder Judicial actúa de forma corporativa: porque los mismos que dieron el Golpe hoy vuelven a estar unidos a la corporación judicial para preservar sus intereses políticos y económicos. “En esta década las luchas comenzaron a ser victorias, la justicia empieza a reconocer la participación civil, e insistimos en que los grupos económicos también fueron la dictadura”, indicó Carlotto, al tiempo que pidió “avanzar” en la investigación por lo hecho por empresas como Mercedes Benz, Fiat, Techint, Macri, La Nación, Clarín, Ledesma o la Sociedad Rural Argentina, entre otras.
Por otra parte, una vez retiradas las organizaciones kirchneristas de la Plaza ingresaron las distintas columnas nucleadas en el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, para realizar su propio acto. También esta convocatoria logró reunir a decenas de miles de manifestantes entre organismos de derechos humanos, centros de estudiantes, agrupaciones sindicales y partidos políticos de izquierda y centroizquierda. La consigna de este acto fue “No a la impunidad de ayer y de hoy” y sus principales reclamos tienen que ver con “cárcel común y efectiva para todos los genocidas”, “apertura de todos los archivos dela Dictadura” y “restitución de la identidad de los jóvenes apropiados”.
Además en este espacio se puso el eje en las siguientes críticas al gobierno nacional. En primer lugar “basta de criminalización, espionaje, persecución y asesinato de luchadores populares”, teniendo en cuenta las últimas revelaciones según las cuales quedó clara la existencia del Proyecto X y las evidencias que indican que incluso Madres de Plaza de Mayo como Nora Cortiñas o Elia Espen fueron espiadas. En segundo lugar “no al pago de la deuda externa”, contestando la política oficial de canje y pago de la deuda externa y de negociación con los fondos buitres. Y en tercer lugar la “derogación de la Ley Antiterrorista”, sancionada a fines de 2011 por el Congreso Nacional a instancias del kirchnerismo.
Por otro lado organizaciones de la izquierda independiente realizaron su propio acto a la una del mediodía en el Obelisco porteño y luego se sumaron a la convocatoria del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia. En este caso se congregaron bajo la consigna “A 37 años del golpe militar argentino, golpe civil, económico y eclesiástico, por los derechos humanos de ayer y de hoy”.
En decenas de ciudades del país se realizaron marchas, actos y actividades culturales de distinto tipo como por ejemplo Córdoba, Rosario, Bariloche, Tucumán, San Luis y Jujuy, entre otras.